Tag Archives: resiliencia

Cumplir años en mitad de una pandemia, check! ✅

2 Abr

Se ha parado el mundo y, al mismo tiempo, todo continua. De forma extraña pero sigue.
Y tanto que lo hace: 24 días después de que empezará el confinamiento es mi cumpleaños.
Añade la inmarcesibilidad al punto 4 de tu decálogo y a la larga lista de sucesos vitales con el sello Murphy: cumplir años en plena pandemia, check! ✅

Jamás habría pensado que lo viviría en casa, en medio de una realidad que roza la distopía y de un virus, el primero global, que nos ha hecho pegar el frenazo de nuestra existencia.

No estoy triste.
Todo lo contrario, llevo esta reclusión con una entereza, buen humor y una fuerza que me tienen sorprendida hasta a mí. Es cierto que me ha ayudado mucho hacer directos en Instagram a diario desde el día 17 de marzo, manteniendo mi mente ocupada profesionalmente y sintiéndome arropada y acompañada personalmente. Gracias por estar. No sabéis cuánto bien me hacéis.

Aún así, tenía miedo a que llegara hoy.

Es la única fecha de todo el año que marco en neón, negrita y subrayo con brillantina. Me desborda la ilusión.

Si me conoces, sabes que hago cuentas atrás –de treinta días o incluso más–, me paso medio año planeándolo y reservo sitios donde comer y beber rico sin parar a tres meses vistas. Confecciono una especie de horario y rutas de dos, tres y hasta cuatro días para que personas muy bonitas puedan ajustar sus compromisos a mi cumpleaños.
Y pasarlo con mi gente.

Es lo único que planifico; ni siquiera invierto tanto en las vacaciones.
Hace tiempo que aprendí que sobreprogramar no tiene sentido, porque la vida manda siempre y te desconyunta entera en cuestión de segundos.

Cumpleaños Inma Ferragud pandemia

Prefiero ser resiliente y moverme al ritmo que marcan los acontecimientos, amoldarme y afrontar las cosas como vienen, disfrutando de lo que ocurre y resolviendo al tiempo que todo (se) sucede.
#InmaCoelha está aquí en su salsa.

Pero con esto sí que no contabas, ¿eh, Nina?
Jaque mate, Murphy.
En tu cara, otra vez: “Planifica y verás”.

Escribo “y pasarlo con mi gente” y pienso que eso siempre ha sido el mejor regalo de cumpleaños: las horas de risas, de abrazos y de fiesta sinfín, llenando terrazas, chocando las copas, bailando hasta que nos echan de los bares, todo su tiempo conmigo y para hacerme feliz.
Ahora me alegro mucho de habérselo hecho saber tantas veces, porque era tan de verdad…

De verdades va esto

Este confinamiento me ha hecho ser muy consciente de la suerte que tengo. En otro momento, en otro lugar, con otras personas, no habría sido igual de llevadero.

Soy afortunada de que me haya pillado en un momento de mi vida en el que los autocuidados y el estar en paz conmigo misma son eso: verdad. Me emociona ver que no eran discursos vacíos ni de autoconvencimiento, que el trabajo de pico y pala surtió efecto, que estoy recogiendo los frutos de muchos meses e incluso años curándome y protegiéndome, también de mí misma, que estoy en paz y sintonía conmigo, que me quiero y que el camino que estoy recorriendo me está llevando no a evolucionar, sino a revolucionarme, a ser cada día un poco mejor mujer y mejor persona.

Pero nada, nada, nada sería posible sin el cobijo de estas personas tan bonitas que me rodean.

“Y pasarlo con mi gente”.
Hoy no va a ocurrir. Sé que me acompañarán en la distancia, sé que cantarán conmigo y sé que no me van a dejar hoy sola. Pero también sé que, sin vosotras y vosotros, este día no es nada. Es solo el 2 de abril, un día más en este maremágnum que nos tiene a la expectativa.

Lo único que tengo claro, entre toda esta incertidumbre apocalíptica, es que os quiero conmigo.
Yo me planto. Sin vosotras y vosotros, paso de cumplir años. ¡Ea!
Eso sí, conectaos, que estoy como loca por veros las caras y brindar a través de la pantalla, cantar cumpleaños y avisar a mis vecinas de que hoy, como en todos mis cumpleaños, aquí no se duerme.

Celebraremos, espero que muchas cosas, el día que podamos reunirnos.
Me guardo todos los besos y los abrazos para entonces. Preparaos, que os van a crujir los huesitos.
Y cuidaos mucho, por favor, que necesito eso: que os veamos.
Aunque aún tenga que pasar algún tiempo.

¡Salud y fuerza!

A %d blogueros les gusta esto: