De sexismo, estudios sacados de la manga y otras tonterías

23 nov

Hay temas que te remueven por dentro, tanto como para hacerte escribir en tu propio blog después de meses… Dicen que “si no tienes nada que decir, entonces calla”. Pues ahora, hablo.

¿Y por qué? Porque se acaba de publicar y difundir –no sé que es peor, si lo primero o lo segundo– un “estudio” que viene a decir que la mujer ha evolucionado para ser mala con otras mujeres. No pienso enlazarlo, ni reproducirlo.

Está escrito por una doctora, que debe ser muy prestigiosa, no digo que no, y seguro que basado en una muestra real. Quiero creerlo. Porque hay que tener un par para publicar chorradas sexistas de ese estilo a estas alturas y unir ese tipo de afirmaciones a una condición sexual, como ya lo hicieron con nuestras abuelas y nuestras madres imponiéndoles formas de vida y unos estereotipos cerrados durante más de cuarenta años en España. Y como aún lo intentan desde algunos ámbitos, políticos y religiosos, fomentando un modelo único de núcleo familiar y adoctrinándonos sobre lo que está bien y lo que está mal. No, señores, la dictadura acabó hace mucho.

Con dos tacones

Me niego a que se imponga una visión reduccionista de los géneros y no me siento representada: las mujeres no son malas por naturaleza, los hombres no son todos iguales y los gays no tienen todos pluma. Y así… Al igual como no estoy de acuerdo con afirmaciones y acciones feministas que nos impiden a las mujeres ser femeninas e igualitarias al mismo tiempo, me da un perezón terrible ver estudios machistas y cómo se repiten las mismas frases que les enseñaban a nuestras progenitoras. Pues sí, todos los extremos llevan a discriminación.

Como todo, depende de la educación, los valores y los principios de cada uno, no de si eres hombre o mujer, y no voy a entrar en la defensa de algo que se cae sobre su propio peso y que parte de un discurso trasnochado hasta la saciedad. Así que hacerse eco de cualquier estudio que vaya en esta línea debería ser objeto de estudio en sí mismo. Y si crees que no es así, tú también deberías serlo.

Señores estudiosos, hagánselo mirar. Señores difusores, vaya huevos… ¡un poco de objetividad y sentido común, por favor!

Foto: Inma Ferragud.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.942 seguidores

%d personas les gusta esto: